lunes, 9 de febrero de 2015

Comenzó en el super (parte dos)

Entramos en la cocina, siento sus pasos detrás de mi, esta cerca, apenas unos milímetros separan nuestros cuerpos, puedo sentir su calor, y ese olor... fresco, intenso, penetrante... sensual... siento mi coño palpitar... ¡¡¡¡aaahhhh, dios... que suplicio!!!
Mientras preparo el café no se separa de mí, pero esta vez esta mas cerca, siento su polla en mi culo, la tiene dura como el hormigón, y sus manos comienzan a descender por mis muslos. Solo llevo una camiseta negra y unas braguitas tipo short.
-No dejes de hacer el café, vale. Solo será un momento. –me susurra al oído mientras introduce sus manos debajo de mi camiseta y me quita las bragas, despacio... siento un pequeño mordisco en mis nalgas y un dedo deslizarse entre mis piernas que llega hasta mi clítoris. Instintivamente  abro las piernas y el se aparta:
-¡No! Tu solo prepara el café... –me dice besándome la nuca.
-¡Joder, no puedo! –le espeto.
Se ríe a carcajadas y escucho el ruido de una cremallera. Intento girarme pero me lo impide colocando su cara en la mía mientras me besa suavemente la mejilla. Siento sus manos en mi culo, una de ellas llega hasta mi clítoris y la otra eleva mi pierna hasta la encimera y sin esperarlo me penetra con dureza, pero la saca despacio. Siento un intenso placer que recorre todo mi cuerpo, siento como lubrica mi chocho, mi boca entreabierta pide besos, a los que el corresponde, introduce su lengua en mi boca y mordisquea suavemente
mis labios, mientras su polla sigue entrando y saliendo de mi, entra fuerte, sale despacio...
-Espero que estés preparando ese café nena... –me dice sonriendo y apartándose de mi, dejándome con el coño abierto y empapado.
-¿Que?
-Ssshhhttt... Este es el desayuno, ahora café, si te portas bien, mas... –su sonrisa es obscena a rabiar, su mirada erótica...
Vuelve a cerrar su cremallera y cuando voy a por mis bragas me lo impide metiéndoselas en el bolsillo.
-¿Que, no puedo ponérmelas?
-Prefiero que no lo hagas... pero si las quieres... –me enseña un trozo a través del bolsillo- aquí las tienes, son tuyas.
Le miro picarona, pasándome la lengua por los labios y me doy la vuelta para seguir con el café, oigo su risa y no puedo evitar sonreír también.

Sentados uno frente al otro, yo sin bragas, el completamente vestido, nos tomamos el café sin dejar de mirarnos a los ojos, nos comíamos con la mirada... Podía sentir como mojaba el asiento de mi cocina. La música sonaba desde anoche, como bien dije, todo lo hacia con la música puesta, y había canciones que excitaban especialmente mi mente pervertida, y en ese momento sonaba una especialmente erótica para mis oídos: Cry to me, de Solomon Burke.
Comencé a tocar mis pechos a través de la camiseta, cerrando los ojos y echando mi cabeza hacia atrás, introduje un dedo en mi boca y cuando observe su reacción era de absoluta excitación. Aparto la mesa de un empujón e introdujo su cara entre mis piernas, dejándome completamente expuesta para el, su lengua se hacia paso insistente entre mis pliegues y sus dedos entraban y salían de mi agujero con tal facilidad que casi no me daba tiempo a disfrutarlos. Lamia y chupaba mi clítoris, metía su lengua en mi y yo jadeaba y me ponía a mil.
-¡¡No puedo mas!! –le grite. Y me corrí en su boca mientras lo miraba, mis caderas dibujaban círculos de placer y mis manos acariciaban su pelo y su rostro.
Tire de el, elevándole hasta mi ojos y le bese, húmedo y tierno, mientras desabrochaba sus pantalones y acariciaba su polla, dura y mojada. Rodee su cuerpo con mis piernas y acerque mi chocho a su miembro, con mis manos en sus nalgas empuje hasta sentirla entera dentro de mi, sus gemidos de placer eran música para mis oídos. Con sus besos en mi boca y  mis brazos y mis piernas al rededor de su cuerpo llego su orgasmo, caliente y potente, pude sentirlo salir, mi chocho empapado de nuestra excitación, y la silla...  ¡¡madre mía!!


Continuara....

14 comentarios:

  1. Por Dios de mi vida... yo que ya había dejado el calentón de esta mañana a un lado por leer... y ahora me encuentro con estos... No tienes perdón Argia... jajajajaja... Ufff... solo me salen bufidos... tremendo y requetremendo... eso es sin duda una buena forma de empezar el día, vivan los desayunos completos y nutritivos... :)
    Montones de muxussssssss!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Madre del Amor hermoso! Y yo con una taza de café en la cama... Y creo que hasta la leche se ha cortado... Ufff.
    Tiemblo porque es tan intenso que se traspasa.
    A partir de mañana, voy a exigir desayunos así. Y para que no pierda la costumbre, merienda.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja gracias!!
      Si, si, tu exije, que seguro se te concede :-))

      Eliminar
  3. Ufff vaya desayuno.... dalto la mermelada. .. menudo calentón...
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm la mermelada... tal vez para la proxima :-)))

      Eliminar
  4. Uffff.... me ha encantado, ha sido brutal. A por la tercera, con calma.... que así te salen geniales :)

    Bess Itza

    ResponderEliminar
  5. Joderrrrr pedazo desayuno!!!!... esto tiene que ser muy bueno para esbozar una sonrisa todo el día...
    un besote

    ResponderEliminar
  6. Un magnífico texto que consigue su objetivo. Desear ser sus protagonistas.
    Besazo y enhorabuena.

    ResponderEliminar
  7. No me gusta el café pero lo bebería por litros ufffff

    ResponderEliminar

Muchas gracias por la visita y por comentar :-))))