lunes, 5 de mayo de 2014

Un asunto sin resolver (capitulo 5)

-Marcos...yo –no sabía bien lo que me estaba pidiendo, pero sonaba a compromiso, algo que no podía darle en aquellos momentos. Y aunque sabia que el era lo mejor que me había pasado en muchos años, yo necesitaba saborear mi nueva libertad.
-No te pido compromiso, no te pido una boda, solo que sigamos viéndonos, que tengamos sexo juntos, un sexo por cierto muy bueno, ¿no te parece? –era increíble como me conocía, aun habiendo perdido la comunicación hace tantos años, el sigue leyendo mi mente, mi cuerpo.
-¿Sexo y amistad? ¿O solo sexo? Muy bueno, hay que decirlo, pero solo sexo al fin y al cabo ¿no?
-Arantxa, no quiero perderte... otra vez. Iremos despacio, follaremos, iremos al  cine, comeremos juntos... haremos lo quieras, pero por favor, quédate conmigo. –su mirada de corderito degollado me encandilaba hace 10 años, pero ahora, después de lo que pase con mi ex me cuesta confiar en sus palabras.
-Marcos, es una situación complicada. Yo no estoy acostumbrada a los cumplidos, si no a la indiferencia, el sexo era por obligación, cuando había claro, y siempre era con la luz apagada y en la misma postura. Apenas teníamos conversaciones mas allá de los gastos del mes, la hipoteca, el coche y poco mas. Ahora me siento libre, me siento yo y no quiero perderlo. Encontrarte a sido maravilloso, y me parece bien que nos veamos, pero tendrás que tener paciencia, yo necesito ver, sentir, que lo que quieres es estar conmigo, conocerme, sujetarme si me caigo, escucharme... lo se, es demasiado, pero –me calla con un tierno beso.
-No, no es demasiado, es como debe ser. No te preocupes, yo esperare lo que sea necesario, yo te demostrare todo eso y mas, pero con una condición.
-Bueno, si puedo, así será.
-Mañana tengo que regresar a Londres por un asunto de trabajo. Quiero que me acompañes, tómatelo como unas vacaciones. Tengo una suite tan grande como esta esperando ¡¡¡y un montón de tiempo libre después de las tres de la tarde!!!
-¿Londres? ¿Juntos? ¿Mañana?



-¿Y bien, que me dices? Prometo portarme bien... al menos hasta las tres :p
-Si, iré contigo a Londres. –no se por que, pero mi corazón me pedía a gritos que fuera, que era una manera de alejarme por unos días de todo, una ciudad nueva, un acompañante nuevo... no se, quizás era una locura, pero decidí hacer caso de mi corazón una vez mas.
Marcos se encargo de todo, yo solo tuve que hacer la maleta y despedirme de las chicas:
-¡Madre mía Aran! ¿Estas segura? Mira que ahora eres libre, puedes follarte a quien quieras.
-Miren, no es por sexo... creo que siempre le he querido y este fin de semana ha sido maravilloso. Unas vacaciones me vendrán bien y el...
-El cuidara de ti, tienes razón, ve y diviértete cariño. –Nagore y Elena me abrazan, ellas siempre quisieron que lo nuestro fuera algo mas hace 10 años.
-¿Miren? ¡¡¡Haz el favor de dar tu bendición!!! –le recrimina Elena.
-Si, si claro que si cariño, si es lo que quieres esta bien... es solo que ahora eres libre y puedes hacer lo que quieras.
-Esto es lo que me pide el corazón.

Apenas pude dormir pensando en el viaje, bueno en realidad pensando en Marcos, en sus manos acariciándome, en sus labios besándome y en su miembro penetrándome. No era solo sexo, pero he de reconocer que fue maravilloso.
La noche antes decidí dormir en mi apartamento, necesitaba pensar en solitario y dejar todo arreglado antes del viaje, y la verdad es que le eche en falta.

A las ocho en punto Marcos pasó a recogerme. Me saludo con un amoroso beso en los labios y una dulce caricia en mis mejillas. Apenas llevaba equipaje, su maletín y una pequeña maleta de viaje, en cambio yo... era lo de siempre, esto por si llueve, esto por si hace frío, esto por si hace calor, esto para las noches de sexo... ¡¡y así llene una maleta enorme!!
-¿Que llevas en el maletín de la señorita Pepis?  ¿Alguna cosita para animar las noches?
-Es posible, pero te lo tendrás que ganar... –le dije mientras le sonreía picaronamente. Iba cogiendo confianza, en el y en mi misma, lo que me hacia mas atrevida, mas lanzada. En el taxi, de camino al aeropuerto, no podíamos dejar de mirarnos, parecía que fuésemos a comernos con los ojos en cualquier momento, y nuestras sutiles caricias calentaron el ambiente. Ya en el aeropuerto el calenton era considerable, sobre todo el de Marcos, y sabíamos que en algún momento del trayecto a Londres tendríamos que desfogarnos:
-¿Crees que aguantaras hasta subir al avión? ¿Me gustaría follarte en el aire? –me suelta Marcos mientras pasamos por el arco de seguridad del aeropuerto. El guardia allí presente me mira, como esperando mi respuesta, mientras yo me sonrojo de tal manera que mi cara parece estar a punto de reventar. Pero en realidad la idea de que ese hombre  nos imaginara follando en el pequeñísimo water del avión, me excito mucho, y a Marcos también. Una vez “al otro lado” nos fuimos a tomar un tentempié a la cafetería. Los dos, sentados uno frente al otro, no podíamos dejar de tocarnos, pequeñas sutilezas pero muy excitantes. Mi chocho burbujeaba por algo duro, y sus pantalones dejaban entrever su gran miembro excitado.
-Aviso para el vuelo JKK 1513 con destino a Londres, embarquen por la puerta 3.
-Ese es el nuestro ¿lista?
-Si. –deseosa mas bien, pensé.
Nuestros asientos estaban por la zona central, ni lejos, ni cerca de los baños, algo que me puso un poco nerviosa, pero excitada al mismo tiempo. Sabia que el quería sexo allí arriba, pero ¿y yo? ¿Estaba preparada para algo así? Mis relaciones sexuales con mi marido eran siempre en la cama, como mucho en el sofá, pero nunca en un sitio publico. Era excitante la idea, tu follando en el baño, mientras el resto se imaginan lo que haces dentro... y quieres gemir, pero no puedes hacer ruido.
-¿Que piensas? Te noto nerviosa.
-Estaba imaginando la situación.
-¿La situación? –me pregunta inocentemente, como si no fuera con el la cosa.
-Bueno, en el aeropuerto me preguntaste si aguantaría hasta estar aquí, en el avión...
-Siii...
-Y ya estamos en el avión.
-Así es.
-¿Me invitas al baño...?
-No, yo no dije nada del baño.
-¿Quieres decir que lo haremos aquí, en nuestros asientos? –mi cara era de extrañeza y de asustada.
-Yo dije en el aire...

Continuara...

16 comentarios:

  1. Pues claro que nos vamos a Londres!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja aunque sea con lo puesto, verdad?

      Eliminar
  2. Si, si, si.... que le diga que siiiiiiiiii.... Mira he aprendido que hay que liarse la manta a la cabeza e intentar ser feliz... pues venga a Londres de cabeza y que disfrute... :)

    Muakssssss¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja parece que la decisión es unánime :-)))
      Habrá que hacer las maletas :p

      Muxus potxola!!

      Eliminar
  3. Ufff... diga lo que diga ella se sentira vulnerable. Mejor que si... o no?

    un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era yo... es que no me di cuen... Ian se dejó la cuenta abierta y me di cuenta tarde :p

      Un beso!!

      Eliminar
    2. jajaja me sonaba el nombre y no sabia de que... ahora lo entiendo :-))))
      Pues le he añadido en G+...upss

      Eliminar
  4. PUES NO SUENA NADA MAL,,, QUE ACEPTE Y DE VAYAN A LONDRES,, :)
    UN BESAZO ITZALAK!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas le vale... si no me voy yo :p

      un beso LORD SHADOW

      Eliminar
  5. Que sepa tu prota que los polvos en londres van por el otro lado, ya se sabe que esos ingleses siempre lo hacen todo al revés.

    Pero puede aprovechar, el follador no llega hasta las tres. ¡¡Tiene medio día para ver la ciudad!! Y vale mucho la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm... ¿el sexo también por el otro lado? Madre mía estos ingleses... con lo preciosa que es la ciudad, que raritos son :p


      Eliminar
  6. No se le puede cortar las alas a una paloma q empieza a volar de nuevo así q Londres podrá ser toda una tentación para definir su vuelo....Londres toda una revelación ....uuummmm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todo puede pasar... pero cierto es que las oportunidades solo vuelven una vez, asi que...

      Eliminar
    2. O no vuelven itza y nos quedamos toda la vida con las ganas y ella x mucho q quiera ir poco a poco q disfrute sin compromiso al menos hasta q ella lo decida de esta nueva experiencia q tenia pendiente en su vida....

      Eliminar
  7. Dicen que cuando pasa un tren, no puedes dejar que se te escape. Pero, ¿alguien ha pensado que viajar en avión es más cómodo? Este chico la querrá mucho, pero a un alma salvaje que ha salido de la jaula no se le puede volver a encerrar con bonitas palabras... Ella hace muy bien en sentirse así y en querer disfrutarlo. Él está perdido, totalmente perdido amando a una reciente indomable jajaja

    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón tienes Nana, pero el amor es tan inexplicable :-)))
      Mucho se lo tiene que pensar, pues ahora que es un alma libre, no quiere volver a sentirse atada.

      Un beso enorme guapa!!!

      Eliminar

Muchas gracias por la visita y por comentar :-))))