lunes, 26 de mayo de 2014

Los de Bilbao también la saben meter

PD: Este relato transcurre en la Aste Nagusia de Bilbao, la semana grande, por que lo hice para un concurso y asi estaba estipulado en las bases. Pero puede ser una historia que suceda en cualquier ciudad, pais o continente. 


  Estoy harto, lo dicen en todas partes, y lo cuentan como  algo gracioso, pero yo me siento ofendido, cabreado y en absoluto identificado con eso de que los vascos no sabemos follar. Es por esto que he decidido que en esta Aste Nagusi voy a follarme todo lo que se me ponga a tiro, puede que incluso lo haga delante de una cámara de algún Banco del casco viejo, para que así quede grabado para la posteridad. He preguntado por el curro y algunos colegas, incluso he llamado a amigos de la universidad para hacer un pequeño cuestionario para ver como los tíos de Bilbao nos desenvolvemos en la cama, y la verdad es que he encontrado de todo, desde el empalagoso romántico, hasta el follador vividor que se tira a diestro y siniestro a jóvenes, mujeres y maduras. Ninguno ha recibido queja alguna por parte de sus amiguitas ni amantes, de hecho más de una ha repetido. Yo no he follado mucho, lo reconozco, pero no por no saber, si no mas bien por una cuestión de principios, solo follo con mujeres con las que tenga en común algo mas que una necesidad fisiológica, yo necesito sentir, no tiene por que ser amor, pero si una pequeña amistad o por lo menos haber tenido un par de citas de esas de ir al cine y después a cenar. No soy de esos tíos a los que les gusta salir de caza los fines de semana, buscando desesperadamente una hembra en celo a quien meterle el gusanito y después si te visto no me acuerdo, pero he decidido dejar de lado mis principios y tener el mayor numero de encuentros sexuales durante la semana grande de Bilbao, y por supuesto  dejando bien satisfecha a la mujer que penetre con mi trabuco. Es una tarea ardua y difícil por lo que no voy a hacer excepciones de ningún tipo, altas o bajas, flacas o rellenitas, feas o guapas.... todas las que se me pongan a tiro tendrán la oportunidad de probar mi varita mágica, y todas y cada una de ellas disfrutaran como locas por que los vascos si sabemos follar.
            Soy un tío guapito, no lo digo yo, lo dicen las mujeres con las que he estado, unas cinco sin contar un ligue de fin de semana en una fiesta loca en Ibiza. Me han tirado los tejos todas las amigas de mi madre, algún amigo de mi hermana, las amigas de mi novias, las novias de mis amigos, todas las tías que entran en el bar, creo que no lo he mencionado, trabajo en un bar, uno de esos en los que  rebosan los txiquiteros y los grupos de amigas que con un café se pasan toda la mañana criticando a sus maridos y a sus suegras, un local que  el fin de semana se llena de jóvenes que salen a alternar el buen ambiente que siempre se respira por el casco viejo de Bilbao.
Siempre trabajo en la Aste Nagusi, me encanta el ambiente que genera estas fiestas, el olor del kalimotxo, de la pólvora de los fuegos artificiales, incluso los pintxos de la barra tienen un olor distinto, de fiesta y buen ambiente, pero este año he decidido cogerme la semana libre, para sorpresa de mi jefe, que no me ha puesto ninguna pega:
-Aita, estas fiestas necesito librar, voy a hacer un experimento sociológico con todas las féminas que se pongan a mi disposición.
-Joder Josu!!Ya no sabéis que hacer los jóvenes para echar un polvete!! - había olvidado mencionar que el jefe era mi padre. El bar era un negocio familiar en el que trabajábamos todos, mi hermana, mi madre, mi cuñado, mi padre y hasta hace un par de años también mi abuela, una de las fundadoras de este pequeño negocio familiar que fue creciendo gracias a los esfuerzos de mis abuelos y mi padre.
            Todo esta preparado para acoger a todas las personas que vienen a disfrutar de nuestra Aste Nagusia, las txosnas del Arenal, las barracas en el parque de Echevarria, el teatro Arriaga, los fuegos artificiales y todos los conciertos que se dan en esta semana grande, y por supuesto mi polla loca que esta que se sale del calzoncillo pensando en todos los chochos que va a penetrar.

Estoy plantado frente a la farmacia que esta en la calle Buenos Aires calculando cuantos gorritos para el pito necesitare, el sexo siempre seguro y más en una situación como esta. Me cago en la puta!!! Pero cuantos tipos de condones hay? La ultima vez que compre un paquete de gomas, allá por el año 2010, solo tenían de los normales, extra lubricados y de colores, y ahora los tienen con estrías, de sabores, finos, súper finos, grandes, extra grandes, y además esta lo de las marcas, he contado seis marcas de condones diferentes. No es que lleve tantos años sin echar un polvo, es que hasta hace seis meses he tenido pareja estable y nuestro método anticonceptivo era follar una vez al mes y nunca  dejaba que mi semen entrara en su cuarto oscuro. Con otras parejas, eran ellas las que compraban los condones, incluso tuve una pareja que llevaba el DIU y el sexo era a pelo, una maravilla, lastima que también lo era para mi vecino.
Me decido por los extra finos pensando en hacer mas placentero el sexo, tanto para mi como para las mujeres que acepten ser penetradas por mi verga. He comprado 24 condones para 7 días, lo que hace una media de 3 polvos por día… ufff... ¡voy a tener que comprar un poco de ginseng para aguantar semejante cantidad de mete-saca!!!
            Sábado, cinco de la tarde, en unas horitas comienzan oficialmente las fiestas y mi estudio sociológico sobre lo bien que follamos los vascos. Me he puesto mis mejores vaqueros, esos que me marcan bien tanto el culo como el poderoso, una camiseta blanca y el pañuelito al cuello, ¡estoy que lo rompo!
Hemos quedado, los amigos y yo, en la plaza nueva para tomar unos potes antes de ver el txupin, estoy bajando por la calle Navarra y de frente subiendo por la misma acera, veo una preciosa morena que me sonríe, le guiño un ojo y ella se muerde el labio inferior, ¡joder, ya me ha puesto cachondo! Y  le echo un par de piropos:
-¡Morenaza! ¡Pero que buena que estas! Por que tengo prisa que si no….
-Bueno, cuando tengas un rato pásate por la txosna de Basket…
-¿Preciosa me vas a invitar a un trago?
-Si, si te portas bien.
-Mmm… a las 9:30 en punto me paso y te prometo que me portare muy bien…-me tira un beso, le vuelvo a guiñar y automáticamente ya tengo a la primera candidata, y encima se ha ofrecido ella… esto promete.
Estoy adentrándome en las siete calles y veo un grupo de tías muy rubias, con los ojos azul intenso, parecen sacadas de un anuncio ¡que preciosidad! Me tengo que ligar a una como sea, las extranjeras me ponen mucho y es un reto cojonudo para el estudio, por que así se llevaran una imagen de Bilbao mas que bonita, sexy y muy placentera, es bueno ampliar horizontes.
-¡Preciosas! ¿Necesitáis a un hombre como yo para que os guíe por esta bonita ciudad?
-No necesario, nosotros saber. –me dice una belleza escandinava de estas.
-A lo mejor lo que necesitan es otra cosa. ¿Que tal un guardaespaldas? –les digo sacando bola con los dos brazos.
-Eso depende, ¿todo lo que aprietas en tu cuerpo esta así de duro? –ya salio la graciosa del grupo, y encima que bien habla el idioma.
-Pues si, yo todo lo tengo duro y ¿tu?  ¿Lo tienes duro? –esta no sabe con quien esta hablando.
-¿Tu que eres el chulito de Bilbao, no? Venga tira para tu casa, que nosotras te venimos muy grande. –no te jode la rubia.
-Grande cuando me asoma el glande, ¡no te jode!
-Si, aquí mucho de boquilla, pero luego…
-Te espero a las 12 en punto en la plaza San Nicolás, ¡y veras lo que es grande rubita!
-Ja, no esperaras que asome el morro para ver algo insignificante, ¿no? –las otras rubias del grupo no paran de reírse, y esta graciosilla me la ha puesto dura con la tontería de siempre, le voy a hacer callar metiéndole el badajo hasta la campanilla.
-Mira bonita, este trabuco te penetra el coño y no dejarías de gozar hasta terminar las fiestas, déjate de chulería coño-duro y pásate a las doce en punto por la plaza. –me pone cara de guarrota lasciva, se moja los labios y me da un morreo que pensaba que lo haríamos allí mismo.
-Se puntual, no me gusta esperar. –me dice la tía sin despeinarse siquiera. Todavía no he llegado a la plaza nueva y ya tengo dos chochos locos a los que penetrar, si sigo así ¡¡tendré que comprar mas gomitas!!!
Estoy entrando a la plaza por la calle correos, y mentalmente voy recordando con quien, a que hora y en que lugar he quedado para echar un polvete ¡se me ha puesto dura solo de pensarlo! 
Todo transcurre con normalidad, el txupin ha sido impresionante, y los colegas están medio pedo, pero yo he de mantenerme sereno si quiero follar, al menos esta noche. Me dirijo a la txosna del Basket en busca de mi primer chochito, son las 9:20 y ya esta esperando, apoyada en la barra de la txosna, me mira con una sonrisa picarona y mi pene se vuelve loco. Según llego le agarro de la cintura y le planto un morreo, ella me corresponde, me coge de la mano y me lleva hacia el interior de una calle estrecha, me empotra contra la pared y me mete la mano por los pantalones, mi verga esta en pie y ella se acerca y me susurra:
-¡Vamos machote, follemos! –sin mas miramientos le subo la falda y le bajo las bragas, ella me saca el cipote, se saca una gomita del escote y me la pone. Me agarra del cuello, coloca sus pies en mi cintura y se mete todo el trabuco, estamos cachondos y jadeamos y empujamos, y nos besamos, y se la meto mas profundo, mas rápido, me estira del pelo y como una gata salvaje me araña la espalda y me chilla:
-¡Siii, mas….  aahhhhh!!!! –se corre, me corro…. –¡Muy bien, ha sido genial! –me dice, y se larga. Me quedo allí plantado, con el condón en el pito y una cara de gilipollas…. Y de repente ¡ chof ¡  un balde de agua fría me empapa, y se oye:
-¡Venga a follar a otra parte, coño! –menos mal que ya nos habíamos desfogado, pero yo estoy empapado hasta la txirula y todavía esta noche tengo otro mete-saca con una preciosa rubia escandinava, a si que me pongo los pantalones y cojo la marcha calle arriba, me dirijo a casa de mi hermana que me pilla cerca, y seguro que mi cuñado me deja algo de ropa seca. Apenas quedan unos metros para llegar cuando una preciosa pelirroja sale de un local, me mira y me dice:
-Pareces un pollito, te vas a resfriar, ¿quieres subir y ponerte ropa seca? Seguro que mi hermano puede dejarte algo.
-Bueno yo iba a casa de mi hermana que vive dos portales mas arriba, pero si me invitas, yo encantado.
-Jajajaja Josu, ¿estas ligando conmigo? Anda sube a ponerte algo seco antes de que enfermes. –No tengo ni idea de quien es, pero esta buenísima y seria un desperdicio desaprovechar la situación. Sin decir nada le sigo, no utiliza el ascensor y mientras subimos las escaleras su contoneo de caderas me pone palote. Se planta en el primero y entonces me doy cuenta, es la prima de mi amigo Ale, la conozco desde que usaba pañales, pero no la recordaba por que se fue a las Américas, y que bien le ha sentado el viaje. Abre la puerta, me indica que pase y según entramos me empotra contra la pared, ¡madre mía, pero que tenéis todas con la pared!
-A si que no me recuerdas ¡eh¡
-Si, si que me acuerdo Amaia, que bien te han sentado las Américas, estas para comerte.
-Sabes, siempre he estado loquita por ti, Josu. Pero tu no te fijabas mas que en las mujeres y no en las jovencitas como yo. –me quita la ropa, me besa, me acaricia, y yo…. con el rabo tieso. Pero no se si voy a poder y encima tengo a otra preciosidad rubia que me espera en la plaza.
-¿Que pasa Josu, no te pongo? Hace un momento me has tirado los tejos, y noto como la tienes de dura. –a tomar por culo, le agarro de la cintura, le como los morros y me la llevo al salón. Me tira en el sofá, me pone un condón y me folla, salvaje, sensual…
¡Estoy reventado! Salgo del apartamento de Amaia con ropa seca, la recamara descargada y pensando en abandonar esta locura.
Llego a la plaza y veo a la preciosa rubia esperando, apoyada contra la pared, con un pantalón vaquero y una camiseta ceñidita. Se moja los labios al verme llegar, su sonrisa me dice que esta preparada para una sesión intensa.
-Aquí esta el graciosillo de Bilbao, ¿que aun tienes ganas de jugar o te rajas? –¡uuuyyyy! eso si que no, un Bilbaíno no se raja nunca, aunque se me caiga el pito yo cumplo.
-¿Y que vas a hacer, darme con el látigo, como una dominatriz?
-Es una posibilidad, también había pensado en atarte a la cama y follarte hasta reventarte el glande ese que dices que tienes.
-Pues espabílate que tengo la cola a tope. –esta tía me pone mucho.
Me coge de la mano y me lleva a un hostal de la zona, es una habitación sencilla con una cama y un cuarto de baño, todo muy limpio. Me pide que me desnude y me meta en la cama mientras saca una esposas de un cajón.
-Espera, espera… pero no iba en serio, ¿no? Lo de las esposas digo.
-Que pasa, ¿te vas asustar por un poco de metal?
-No, no, haber… a mi me gusta tocar y acariciar, venga tía, esto ya no tiene gracia.
-¿Y tu eres de Bilbao? Lo dudo, no tienes cojones para ser bilbaíno.
-Me cago en la puta, venga ponme las esposas, pero te advierto que te iba hacer gozar y ahora tendrás que arreglártelas tu solita.
-¡Uuyy, si que pena! –me pone las esposas, en pies y manos, me siento indefenso y completamente expuesto, pero cachondo como un mono. Se dirige hacia la puerta, la abre y aparecen media docena de tías, entre ellas mi hermana, y comienzan a sacarme fotos.
-Esto pasa por hacerse el chulo, no se puede ir por ahí diciendo que te vas a follar a todas las tías que se te pongan a tiro y no pagar alguna consecuencia. A si que te quedas con las ganas, y si quieres follar vuelve en ti, que tu eras de los pocos tíos que no follaban por follar.
-¿Ainhoa que me has hecho? Yo solo quería demostrar que los vascos la sabemos meter.
-Si pero a costa de que, de utilizar a las mujeres. A nosotras no nos importa lo que digan, estamos contentas con lo que tenemos y no necesitamos que ningún hombre nos demuestre que lo hacéis bien en la cama. Lo importante es el amor y la compresión  que nos dan nuestros hombres, el sexo es algo que se puede aprender, y lo bonito es hacerlo en pareja, y no en una orgia, a si que se acabo tu estudio sociológico, la conclusión es que a nosotras nos parece bien como la meten nuestros vascos.


FIN

14 comentarios:

  1. Si es que... vamos...
    Sí, está claro que sabe meterla... (la polla y la pata),pero bueno, algo le ha quedado claro, supongo.
    Muy divertido el texto y sobre todo, con una enseñanza que más de uno y más de uno, debería aplicarse.
    Besos de Pecado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja muchas gracias!!!
      Si es que estos de Bilbao soy muy burros pero con buen corazon :-)))

      un beso

      Eliminar
  2. Jaaajajajaaa... Itza estás loquita. Me encanta.

    Un beso txiqui :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja como una cabra!!!
      un beso Tatu :-))))

      Eliminar
  3. Mira que fastidiarle el estudio, que hermana mas cruel.

    Que alguien le diga que en todas las ciudades hay de todo.
    Solo hay que encontrar lo que vale la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja bueno al menos ha follado!!!
      Claro que si, en todas partes hay algo que vale la pena y mas...

      Eliminar
  4. Por lo menos tuvo desahogo e incluido un baño frió en plena calle....aunque no demostró todo lo q quería al final su hermana se lo hizo pagar caro jajajaja me encanta itza ,lo sabes....

    ResponderEliminar
  5. LOS DE BILBAO Y LOS DE TODOS LADOS.... :)
    UN BESAZO ITZALAK!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja claro que si!!!
      un beso LORD SHADOW :-)

      Eliminar
  6. Ya está... al fin tuve tiempo de venir a leerte guapa... Perdona la tardanza, pero ando escasa de tiempo... :)

    Jajajajajaja.... me ha encantado... que buena historia... y como siempre me haces reír... eres la leche guapa!!! :)

    Muakssssss¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja muchas gracias potxola!!!!
      un besin :-):-)

      Eliminar

Muchas gracias por la visita y por comentar :-))))