lunes, 13 de enero de 2014

Un dia cualquiera (capitulo 1)

Era un día cualquiera, uno de esos días en los que nada parece distinto. Amaneció gris y lluvioso, y como cada día me dirigía al trabajo. Era la oficinista de un pequeño taller de coches, una secretaria de esas que lo
hacen todo y a quien nadie valora, y que además era la sobrina del jefe. Me llamo Karen Jones, tengo 30 años y vivo en un pequeño pueblo a las afueras de Nueva York. A pesar de vivir cerca de una de las ciudades mas interesante, excitante, estresante y que ofrece un millón de oportunidades, mi vida es un autentico aburrimiento. No soy virgen, ni mojigata, ni católica practicante ni nada por el estilo, simplemente me acomode a una vida sencilla, con un empleo aburrido pero que me da para vivir sola y en libertad en un pequeño apartamento. Barickend es un pueblo pequeño, de unos 1500 habitantes en invierno, pero que casi se triplica en verano. Tenemos una de las playas más bonitas de la costa y muchos neoyorquinos vienen a veranear en nuestras costas y a comer nuestra maravillosa comida.
Nací y me críe en este lugar, y aunque es un sitio adorable y muy tranquilo yo necesito algo mas, necesito aventura, pasión, SEXO…. ¡¡si, hay poco de eso por aquí!!

Perdí la virginidad con 16 años, con Peter O´Brian, un chico guapísimo dos años mayor que yo y con el que tuve una pequeña relación de folleteo de fin de semana, apenas duro unos meses pero fue intenso. He tenido varias relaciones, todas cortitas, algunas desastrosas, pero en general satisfactorias, buen sexo y sin grandes ataduras.
Ahora llevo meses sin sexo en compañía, solo mis vibradores y yo, y la verdad se hace monótono y va siendo hora de sentir un rabo de carne y hueso. Pero claro, en este lugar no hay mucho donde escoger, y aun quedan tres meses para el loco verano, época en la que hay hombres, chicos y jóvenes para ligar y lo que surja.

            Tuve una educación sexual abierta, muy abierta. Soy hija única y  mis padres  unos hippies de esos de “haz el amor y no la guerra”  que andaban desnudos por toda la casa y que me dieron total libertad para vivir la vida a mi manera. Ahora viven en Ibiza, en alguna comuna hippy, follandose a todo bicho viviente y fumando hierba hasta el amanecer. A pesar de ser hija única, no soy una niña mimada ni consentida, comprendí a muy temprana edad lo que era la autosuficiencia, y me independice antes de los 19. Con solo 6 años vendía zumos de naranja en la puerta del garaje de nuestra pequeña casita, a medio dólar el vaso, y con 8 repartía periódicos por el barrio. La escuela no fue un buen lugar, la extraña vida de mis padres y mi vestimenta de los años 60 no era una buena forma de hacer amistades, pero lo lleve bien y era una estudiante medianamente buena. Estudie lo indispensable para sobrevivir en este pueblo aburrido y  fue mi tío, hermano de mi madre, quien se ofreció a contratarme para este trabajo. A si que mi vida se reduce a trabajar en el taller por la mañana, salir a pasear con mis perros por la tarde y masturbarme cada noche antes de dormir. ¡Aburrido!

             Aquella mañana no era en absoluto diferente a ninguna otra, salvo que yo estaba algo distante, como en otra onda. Un coche entro en el taller, y aunque desde mi oficina no se veía, se podía oír perfectamente la conversación:
-Hola, ¡buenos días! ¿Me puede ayudar, por favor? –era una voz de hombre sexy, dulce, nunca antes la había oído.
-Claro señor, ¿que ha pasado? –mi tío salio a recibirlo.
-Pues no estoy seguro, sabe, no entiendo de coches, de pronto ha empezado a salir humo por algún sitio.
-¿Ha comprobado usted el agua?
-No, yo no tengo ni idea de esto, es mi mecánico el que lleva todo el asunto.
-Bueno y ¿por que no le llama? –a mi tío empezaba a caerle mal, el pensaba que un hombre que no entiende de mecánica es un marica.
-Señor, estoy a mas de 100 Km. de mi casa, yo me dirijo a la ciudad de Nueva York por negocios y no puedo permitirme mas retrasos. Por favor ¿puede ayudarme?
-Esta bien, déjemelo un par de horas, veré que puedo hacer. Pero no será barato, ¿sabe? Tiene usted un coche de lujo y las piezas salen caras, al igual que su mantenimiento.
-El dinero no es un problema señor, ¡¡el tiempo si!! –creo que moje las bragas imaginándome a ese hombre en mi cama, nunca una voz me había parecido tan excitante, sin ver siquiera su rostro ya sentía algo por aquel forastero.



            Aquel hombre de voz sexy, tenia un coche carísimo, posiblemente un traje mas caro que todo mi ropero junto y se dirigía a la ciudad por negocios, sin duda no era el tipo de hombre que se fijaría en alguien como yo, a si que me deshice de todos los pensamientos eróticos y sensuales de mi cabeza y volví a mis tareas diarias.
             Era la hora del café, yo solía tomarlo en la cafetería de mi amiga Susi, al otro lado de la carretera, hacían un café estupendo y la comida casera era una delicia. Siempre estaba lleno, pero yo tenia mi pequeño rincón, al fondo , un lugar desde el cual se podía observar  todo el local y donde dejaba a mi imaginación volar, allí escribía mis locos relatos y algunos pensamientos eróticos, los cuales hacían que mojara mis bragas
y estuviera cachonda el resto del día.
-Buenos días  señor, ¿que le sirvo?
-Buenos días, ¿tienen buen café? –¡¡esa voz!!
-Claro señor, ¡el mejor del lugar! –Susi era muy buena camarera, siempre sabia que decir y conseguía hacerte sonreír aunque tuvieras un mal día.
-Estupendo, póngamelo doble por favor. –mmm... esa voz…
-¡¡Marchando uno doble para el BMW!!
-Perdone, ¿como me ha llamado?
-Es su coche, ¿no? Un BMW negro de lujo. –era lo malo de los pueblos como Barickend, todo se sabia.
-Si, así es, pero yo no me llamo así. Quizás debería preguntar como me llamo antes de ponerme el nombre de mi coche, ¿no le parece? –vaya, es la primera vez que Susi se ve en una tesitura de estas.
-Oiga señor, yo no puedo preguntar el nombre de todos los forasteros que se acercan por el bar, a si que o le llamo cielo o le llamo BMW, como prefiera. –¡Siempre tiene respuestas para todo!
-Pues prefiero que no me llame, gracias.-me gusta este hombre. Desde mi rincón no llego a verle, pero seguro que es muy atractivo, que pena que no lleguemos a conocernos.
            Apenas faltan una horas para que termine mi jornada y esa voz vuelve a mis oídos como una maravillosa sinfonía:
-¡Hola! ¿Hay alguien?
-Señor… -mi tío tiene a punto su coche.
-¿Consiguió arreglar el coche?
-Si, fue cosa del turbo
-¿Como dice? –aaayyy que sexy suena todo con su voz.
-El turbo del coche, señor, se rompió.
-¡Vaya, no sabia que se podía romper el turbo! ¿A si que puedo llevármelo?
-Bueno tiene que pagarme, señor.
-Si claro, jajajaja discúlpeme pero pensaba hacerlo. ¿Que le debo?
-Son 4.500 dólares, señor.
-Muy bien, ¿aceptara un cheque? –¡¡y lo dirá sin despeinarse!!
-¡Si no hay mas remedio!
-Bueno puedo pagarle en metálico, pero entonces tendría que ir al banco y volver, y tengo algo de prisa.
-Esta bien, aceptare su cheque.

-Se lo agradezco mucho señor. –y me quedo con esa voz grabada en mi cabeza como si fuera un cántico, un sonido dulce y excitante que invade mis perversiones mas eróticas y que por supuesto  hace que moje mis bragas de la excitación una vez mas, y consigue que esa noche mi orgasmo sea mas caliente y sensual que nunca.

Continuara...

9 comentarios:

  1. Jajajaja.... Itza me encanta tu sentido del humor al escribir. Ese estilo tan tuyo es muy bueno!!

    Un primer capítulo interesante, espero la continuación guapa!!

    Musuak, se dice así?? Y si no besinossssssssss :))

    ResponderEliminar
  2. Que buena... dinámica, divertida y prometedora. A ver que sale... contigo nunca se sabe, jajaja

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho este comienzo es fácil de leer y entretenido...espero mas pronto...

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este no lo vas a poner en el foro? Me lié un poco al ver que empezaba como el capítulo 10 y yo venga a buscar los demás jajajaja Luego ya vi que era el principio. Me está gustando mucho, voy a ver cómo sigue ya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. subsanado el tema numeros, tu sigue, sigue.... jajajajajaja

      Eliminar

Muchas gracias por la visita y por comentar :-))))